Declaración de intenciones

La importancia de la actividad de las empresas es difícilmente cuestionable. Las sociedades más avanzadas basan su crecimiento en la actividad de las empresas más avanzadas. En el siglo XXI no podemos obviar su importancia. De su buen funcionamiento depende, el bienestar material y emocional de la población mundial, especialmente, en el mundo más desarrollado.

Ellas son la clave que permite ganar competitividad en los mercados globalizados. También son las que determinan el equilibrio de dicho crecimiento aumentando o disminuyendo la brecha social entre los ciudadanos. Al mismo tiempo cada uno de nosotros pasa gran parte de su tiempo vital trabajando en ellas siendo así un espacio clave para el bienestar emocional y el desarrollo personal del individuo contemporáneo. No es menor tampoco el papel de las empresas en la sostenibilidad ecológica y cultural de nuestros entornos locales y globales

Por tanto parece necesario preguntarse hoy, más que nunca, por el tipo de empresa que necesitamos impulsar. En este sentido, la experiencia MONDRAGON ha aportado una forma de hacer que a nosotros nos parece tiene mucho recorrido. La empresa basada en un modelo de gestión en cooperación aúna una preocupación real por los individuos que la forman y los territorios y sociedades que las acogen al mismo tiempo que resultan un agente competitivo de primer orden en el escenario global.

El espacio que abrimos trata precisamente de poner en valor y subrayar la vigencia de este tipo de modelo empresarial. En primer lugar para divulgar sus posibilidades para construir una sociedad más sostenible, competitiva y centrada en el desarrollo personal y profesional de sus ciudadanos. En segundo lugar, como espacio de reflexión sobre los retos, dificultades, límites, nuevas opciones, etc. No en vano, este es un buen momento para apuntalar los aspectos clave del mismo y abrir nuevas vías mirando al futuro

Nos gustaría también que este espacio sirviera de conexión con todas aquellas personas preocupadas por el futuro de los modelos de empresa y, especialmente, con aquéllas que, como nosotros, comparten que en la cooperación reside una clave de desarrollo de extraordinario potencial.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *