La buena suerte siempre es necesaria

En todas las facetas de la vida es necesario contar con buena suerte para conseguir el éxito. Por supuesto que cuanto más trabajes, más te esfuerces… más boletos tendrás para que la buena suerte esté cerca, pero en ocasiones a pesar del esfuerzo, de la dedicación… el azar nos da la espalda. Cuantos excelentes profesionales, deportistas, artistas…. a pesar de su esfuerzo, sus habilidades… no consiguen ni tan siquiera vivir dignamente de su trabajo.

Y sin embargo conocemos noticias como la de Sofía Vergara a la que las caminatas por las playas de Colombia le salieron rentables ya que como señala ella Me encontraba en la playa con mis padres y de pronto apareció un cazatalentos pidiéndome si podía retratarme con su cámara Polaroid. Así fue cómo me descubrieron”, o el de Claudia Schiffer en una discoteca de Mallorca cuando un caza-talentos le dijo que acudiera a su agencia para hacerle una prueba como maniquí; … Seguro que luego han trabajado duro para llegar a donde están, pero la suerte fue una gran aliada en un momento clave.

 El reciente campeón del Mundo de los 20 kilómetros marcha decía en una entrevista en “El País” que si lo tienes claro y luchas, al final lo consigues”. Y no tengo ninguna duda de que un campeón del mucho ha tenido que trabajar duro, sufrir, apostar… pero también necesita suerte. Por ejemplo la que no tienen aquellos magníficos deportistas que “topan” con cracks y que nos les permiten conseguir esos grandes triunfos. Hay muchos casos en ciclismo, futbol… Recientemente en el mundial de atletismo de China, el caso del estadounidense Justin Gatlin que siendo un gran atleta tiene en frente a un inalcanzable Usain Bolt….

 Leía recientemente que cuando a Napoleón le sugerían el nombre de un oficial para ascenderlo al generalato, miraba el currículum y si le gustaba la siguiente pregunta era si tenía suerte.

indexO el caso de Federico III de Prusia (Federico el Grande), al que la suerte (el llamado Milagro de la Casa de Branderburgo) le permitió seguir en el poder, y que no le gustaba estar cerca de personas que, el estimaba, tenían mala suerte.

 En todo caso, el azar por definición no lo podemos controlar. Tenemos que ser conscientes de las cosas que debemos de hacer para conseguir nuestros objetivos, lo que supone esfuerzo, trabajo, dedicación…. Y como se le atribuye a Picasso, que “”No creo en las musas…, pero si llegan que me pillen trabajando”.

Estoy convencido que en gestión empresarial la suerte, la buena suerte, es también importante. Empresas que estaban en el sitio adecuado, en el momento adecuado…. O que, han salido en el momento adecuado…

 A estas actuaciones en ocasiones las valoraremos como decisiones acertadas, gente con visión que supo dar el paso: salir de un mercado justo antes de que cayera fuertemente, asegurar (o no) el tipo de cambio, entrar en un mercado muy complicado justo cuando empieza a subir…. Y en muchas ocasiones seguro que es así, y por eso es necesario formarse, trabajar duro…

 En otras, no obstante, el rol del azar ha sido decisivo

Ondo izan

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *